Los carriles de apoyo de aluminio anodizado son atractivos y se pueden combinar perfectamente con los actuales frontales de cocina de madera o de alto brillo y también llaman la atención en combinación con un panel posterior de cristal.

Pero no solo el aspecto es importante. La utilidad del interior también es impresionante: los carriles permiten colgar todo tipo de elementos. Tanto soportes para rollos de papel de cocina o papel de aluminio como bandejas —también con estribos para sujetar elementos de vidrio—, no hay otro producto más atractivo y práctico en el ámbito de las soluciones para espacios intermedios.