Un armario alto resulta útil en casi todas las cocinas.

Se puede instalar junto al refrigerador o el horno a la altura de los ojos, y permite tener a la vista y al alcance de la mano todos los ingredientes. Gracias a estos armarios disponibles con anchuras desde 150 mm hasta 600 mm (o más ancho si, por suerte, se disfruta de más espacio), peka dispone siempre de la solución adecuada.

Los estantes de altura ajustable se adaptan a tus necesidades, para todo tipo de botellas y provisiones. Solo tienes que preocuparte de cocinar.